Vivir con obras de arte

En esta vivienda, situada en la mitad del campo, el interior y el exterior se ha proyectado como una casa urbana, y en su interior los diferentes espacios se han diseñado para albergar las numerosas obras de arte del propietario, un enamorado de la escultura y pintura contemporánea.
La vivienda se abre al exterior, para integrar el paisaje en su interior, como otra obra de arte mas, resultado un interior muy espacial y agradable.






Fotos vía: onekin

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mezcla de rústico y diseño en tu vivienda habitual

Mini-Loft en Donostia-2

Vivir con diseño en plena naturaleza