Viviendo en blanco y negro

En esta particular vivienda, destacamos la composición de colores, basada en el blenco, con el contrapunto del negro, como color principal.
Vemos el detalle de la escalera, que destaca por su espectacular recubrimiento de linóleo en rayas blanco-negro, siguiendo la pauta del resto del interiorismo general.
En el espacio dedicado a cocina-comedor-estar, unido, el suelo, paredes y techos unificados en blanco, se sigue con el equipamiento de muebles de cocina, mesa y sillas del comedor y el sofá, en blanco también, y el contrapunto lo tenemos en la pared del sofá, forrada de espejo con los cuadros destacando en este rincón.







fotos vía: michaeldawkins

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mini-Loft en Donostia-2

Vivir con diseño en plena naturaleza

Mezcla de rústico y diseño en tu vivienda habitual